Técnicas de productividad - The Pomodoro Technique

Tal vez hayais leido ya algo a cerca de esta técnica, tal vez incluso la utiliceis ya, pero si no es así, os cuento de qué va, yo tengo el firme propósito de empezar a utilizarla, a ver qué tal porque realmente me parece que puede funcionar. A grandes rasgos, la idea es segmentar el trabajo en dosis de 25 minutos, que es lo que llaman un Pomodoro (tan curioso nombre se debe a los temporizadores de cocina con forma de tomate), y al acabar cada Pomodoro, se hace un descanso de 5 minutos, para volver a retomar el trabajo con el siguiente Pomodoro, y cada 4 Pomodoros (2 horas) un descanso de media horita.

Esta técnica fue diseñada por Francesco Cirillo en los 80, os podeis descargar su ebook de aquí.

Además nos proporciona una plantilla para hacer el inventario de actividades que tienes que realizar.

Y una 'To Do List'

Básicamente, utilizamos el inventario de actividades para apuntar toda la faena que tenemos que realizar, cosas que tenemos que estudiar, recados, responder emails, lo que sea... Y al principo de cada día comenzamos una nueva página del 'To Do List' con las tareas desglosadas, empezamos por orden dedicándole el primer pomodoro a la primera, cuando acabe el pomodoro hacemos una x en la casilla de al lado, si justo hemos terminado la tarea en ese pomodoro acabamos tachándola, si no se proseguirá en el siguiente pomodoro y siempre hay que dejar ese descanso de 5 minutos para desenchufar, vamos, que no vale continuar pensando en la tarea o decir, bah, para lo poco que me queda... ¡no! dentro de 5 minutos seguirá quedando el mismo poco :) En esos 5 minutos podemos aprovechar a estirarnos o hacer alguna faenilla que no tenga nada que ver con lo que estábamos haciendo y que nos vaya a llevar muy poco tiempo, no se, una llamadita de teléfono, preparar un café, etc.

Para controlar el tiempo el autor nos invita a utilizar un temporizador de cocina, yo personalmente se que si lo intento con el tic-tac que hace, en dos minutos lo he tirado por la ventana, así que he preferido instalarme un cronómetro-temporizador en el móvil. Tras dar unas vueltecillas por el Android Market, me he descargado el Ultrachron Lite.

Tras el descanso continuamos con la tarea si ha quedado sin terminar o con la siguiente si ya la hemos tachado. Si terminamos la tarea a mitad de pomodoro, marcamos la x pertinente, tachamos la tarea y aprovechamos a descansar hasta el final del pomodoro (que nos lo hemos ganado), y si no, pues como la vez anterior.

Y así, hasta los 4 pomodoros, donde ya nos tomaremos un descanso en condiciones.

¿Y qué hacemos con las distracciones? ya sabeis, estamos haciendo algo y de repente nos acordamos de que no hemos llamado a alguien para algo muy urgente, o se nos ha olvidado comprar el pan, o recoger el lavavajillas, etc. pues lo apuntamos en la lista To Do en la parte inferior, más que nada por no olvidarlo, y al final del pomodoro, en el receso de estirarse revisamos lo apuntado para ver si realmente corre prisa y nos va a llevar tiempo, se añade a la lista en la parte superior, si no es necesario hacerlo ese día se pasa al inventario y si es algo que se puede hacer en un descanso se hace entonces y tachón :D

Lo más complicado son las distracciones externas, por ejemplo un bebé llorando... si el que reclama vuestra atención es mayorcito le decimos que lo mismo nos lo puede decir dentro de los x minutos que nos queden de pomodoro, si no lo es... pues a paseo el pomodoro, lo dejamos tal cual (y sin marcar la x porque no lo hemos terminado)

Bueno, que me enrollo, si os interesa ahondar un poco más, echadle un vistazo al libro, eso sí, está en inglés... si no, a groso modo esto es todo, y si teneis alguna duda, soy toda vuestra :)

Yo voy a intentar ponerlo en práctica, ¿y vosotros? ¿os animais?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hacer un traje de baturro en tiempo record

La portada de disco más brutal de la historia...

Cómo hacer un ambientador casero